Abrir publicación

Prepara tu piel para la primavera

La primavera está a la vuelta de la esquina y no podemos dejar que nos coja desprevenidas. Tenemos que preparar nuestra piel para el cambio de estación ya que venimos de un invierno frío y lluvioso en el que todo nuestro cuerpo ha estado tapado y protegido y en el que apenas hemos estado expuestas al sol.

Pasos:

  1. Como en cada cambio de estación, es fundamental que nos hagamos un peeling profundo de la piel, para eliminar todas las células muertas, con su posterior hidratación.
  2. Una vez que tenemos la piel exfoliada y preparada, lo ideal es que nos hagamos unas cuantas sesiones de envoltura corporal con algas, ya que nos van a ayudar a depurar el organismo, eliminando las toxinas acumuladas, a mejorar la celulitis, la retención de líquidos y la circulación, a reafirmar y a dejar nuestra piel suave e hidratada.
  3. Si durante el invierno hemos cogido unos kilitos de más y tanto la celulitis como el aspecto de nuestra piel ha empeorado es el momento perfecto para empezar a tomar cartas en el asunto, si no ya sabemos lo que nos suele pasar, llega el momento de quitarnos ropa y ponernos en bikini y queremos un milagro y los milagros no existen, por eso debemos  de ser previsoras y  empezar los tratamientos con unos meses de antelación. El LPG, el INDIBA, el body Shock, la mesoterapia, la presoterapia o la thermojet, se pueden convertir en tus mejores aliados, eso sí, sin olvidarte de una alimentación sana y equilibrada y un poco de ejercicio físico, ya que la suma de todo siempre es mucho más efectiva y beneficiosa para nuestro organismo.
  4. En cuanto a la preparación de la piel a nivel facial, el primer paso siempre es una buena limpieza de cutis, ya que ayuda a eliminar las células muertas y a limpiar los poros, dejando la piel preparada para absorber y aprovechar todo lo que le pongamos posteriormente.
  5. Unas sesiones de INDIBA facial, son casi obligatorias para todo tipo de pieles, ya que hidrata nuestra piel, la oxigena, la fortalece y estimula la creación de elastina y colágeno, dejándola como planchada.
  6. Aquellas más exigentes con su piel también pueden hacerse algún tratamiento de vitamina C, para prevenir el daño oxidativo; de ácido hialurónico, para aportar una mayor densidad e hidratación; o de células madre, para reparar y regenerar la piel.
  7. Los cuidados en casa también son fundamentales, tenemos que limpiarnos e hidratarnos la piel todos los días, mañana y noche, eso sí, con los productos adecuados a las necesidades de nuestra piel. Es una buena época para empezar a usar cremas antioxidantes con vitamina C, por ejemplo.
  8. Y por supuesto, no debemos de olvidarnos de usar protección solar en cuanto salga el primer rayo de sol, para evitar el daño oxidativo y el envejecimiento de la piel.

En definitiva, estos son algunos consejos para que prepares tu piel para la llegada de la primavera y la luzcas radiante.

Si tienes cualquier tipo de duda o consulta, estaremos encantadas de ayudarte.

Te sentirás bien..

Nieves Durán.

Abrir publicación

Bronceado perfecto y más duradero

A todas nos gusta ponernos morenitas en verano, nos encontramos más favorecidas, tenemos mejor cara y la ropa nos luce más. Pero parece que en cuanto dejamos de tomar el sol durante unos días enseguida perdemos ese color que tanto nos favorece y tanto tiempo nos ha costado coger, seguro que a ti también te pasa. Si te interesa saber cómo tratar la piel para tener un bronceado más bonito y duradero este post te va a interesar.

Pasos para preparar la piel para un bronceado perfecto y más duradero:

  1. Exfoliación e hidratación de la piel.

    En el cuerpo, recomendamos un peeling corporal completo con una hidratación profunda, ya que una buena exfoliación con la posterior hidratación y nutrición de la piel, además de ayudarnos a eliminar células muertas, asperezas e imperfecciones, nos va a dejar la piel lisa, uniforme, suave e hidratada para la posterior exposición solar.

    En la cara, una limpieza de cutis profunda, nos ayuda a limpiar los poros, eliminar impurezas, puntos negros y a oxigenar e hidratar la piel para que el bronceado sea más uniforme.

    Si ya has empezado a tomar el sol y no te has hecho el peeling corporal y la limpieza de cutis, no te preocupes, aún estás a tiempo, el bronceado que ya tienes no se irá y el que vayas cogiendo después se fijará mejor y de forma más uniforme a tu piel.

  2. Crema solar apropiada.

    Una vez que tenemos la piel bien exfoliada e hidratada, tenemos que proveernos de unas buenas cremas solares con un factor de protección de entre 30 y 50, ya que es fundamental protegernos bien de las radiaciones solares y evitar quemarnos, el bronceado progresivo es más bonito y duradero.

    Recomendamos que la crema solar de la cara sea específica para esta zona, ya que suelen ser libres de grasas y con efecto antioxidante, es decir, que además de protegernos nos va a tratar la piel evitando el daño oxidativo.

  3. Mantener la piel bien hidratada.

    Tanto antes como después de la exposición solar es fundamental mantener la piel bien hidratada, para ello debemos de utilizar unas cremas hidratantes apropiadas para nuestro tipo de piel.

    No podemos olvidarnos de la crema del contorno de ojos, ya que es una piel muy delicada que tenemos que tratar de forma independiente, una crema contorno de ojos revitalizante con vitamina C sería una buena opción.

    Y para las que quieran nota en hidratación y bronceado, unas sesiones de INDIBA serían lo más, ya que nos va a hidratar, oxigenar, revitalizar y nos va a aportar mucha luminosidad a la piel.

    En el cuerpo, una leche aftersun, un aceite  o una crema reafirmante corporal, que aportan mucha elasticidad y firmeza a la piel, serían una buena opción.

  4. Desmaquillado diario de la piel.

    Es muy importante limpiarse la cara tanto al levantarse como antes de acostarse, nos hayamos maquillado previamente o no, es un paso que tenemos que incorporar a nuestra rutina diaria, ya que es la forma que tenemos de evitar que se ensucien y obstruyan los poros y que la crema solar nos aporte un exceso de grasa, nos brille la cara y nos salgan granitos. Si lo que quieres es rapidez y comodidad, te recomendamos una foam, que es un limpiador que se mezcla con agua haciendo una espuma que te deja la piel con sensación de limpieza y frescor.

En definitiva, estas son algunas de la claves para lucir un bronceado más duradero, uniforme y bonito. Si tienes cualquier tipo de duda o consulta, estaremos encantadas ayudarte, así que no dudes en ponerte en contacto con nosotras.

Te sentirás bien por fuera y por dentro.

Nieves Durán.

Volver arriba